Cavitación Tripolar

Es un tratamiento estético que se presenta como la alternativa ideal a la liposucción.  Es un ultrasonido de baja frecuencia que crea microburbujas de vacío en el interior de un líquido o fluído.  En el caso de la grasa las células adiposas se ven sometidas a una gran presión, lo que hace que la membrana se rompa y la grasa pase a un estado líquido “fácil de eliminar por la orina o el sistema linfático”.  Es ideal para reducir áreas localizadas como abdomen, piernas, rollitos en la espalda etc. Sus resultados son inmediatos. Generalmente se indican de 6 a 12 sesiones donde el paciente reduce de 2 a 3 tallas.  Como complemento se aconsejan sesiones de drenaje linfático . Es importante que el paciente beba abundante agua antes y después de cada sesión (entre 1.5 y 2 litros diarios).

La Ultracavitación no tiene efectos secundarios. Sin embargo, este proceso no pueden realizarlo mujeres embarazadas, personas que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, con epilepsia, ni personas con marcapasos y personas que tengan alguna infección.

El tratamiento es efectivo, no requiere anestesia, no es invasivo, ni requiere reposo, lo más importante: no tiene riesgos y es indoloro.

Written by